Preguntas Frecuentes sobre Fondos de Inversión

¿Qué es un Fondo de Inversión?

El fondo de inversión es un patrimonio que agrupa el dinero aportado por un gran número de inversores, personas físicas y jurídicas, que se denominan partícipes y que se destina a acometer determinadas inversiones.

El fondo está gestionado y representado por una sociedad gestora que se ocupa de gestionarlo con exhaustivos controles de riesgo y con el objetivo de obtener rentabilidades atractivas para los partícipes, invirtiendo en distintos tipos de activo y  por una sociedad depositaria que ejerce las funciones de vigilancia, custodia y garantía ante los inversores.

 

Estas son algunas de las principales ventajas de los Fondos de Inversión

FISCALIDAD: Los Fondos de Inversión permiten realizar una Planificación fiscal ya que permiten diferir el pago de impuestos hasta su reembolso. De esta forma usted puede decidir cuándo aflorar la plusvalía. Además se capitalizan las ganancias.

GESTION PROFESIONAL: Un equipo de profesionales de SAM se encarga de la selección de los distintos activos de inversión para maximizar la rentabilidad.

SEGURIDAD: Son productos muy diversificados, propiedad de sus partícipes y regulados por un supervisor.

TRANSPARENCIA: Las características de los fondos están detalladas en los folletos inscritos en CNMV. Además existe información pública y supervisión diaria.

LIQUIDEZ: Liquidez total y casi inmediata a precio de mercado

 

Existe una gran variedad de fondos en función de los activos en los que invierten.

  • Fondos de Renta Fija: invierten en activos de renta fija como bonos, obligaciones, letras, crédito, pagarés, depósitos y  liquidez.
  • Fondos de Renta Variable:  invierten la mayor parte de su patrimonio en acciones, existiendo una gran variedad de fondos en función del área geográfica, el sector y la capitalización de las compañías en las que invierten.
  • Fondos Mixtos: invierten tanto en activos de renta fija como de renta variable en distintos porcentajes. Cuanto mayor sea el porcentaje de renta variable, mayor es el riesgo y existe mayor potencial de rendimiento esperado.
  • Fondos Globales: son fondos que pueden invertir en un universo amplio de activos sin porcentajes predeterminados.
  • Fondos de Retorno Absoluto: fijan como objetivo de gestión, no garantizado, conseguir una determinada rentabilidad/riesgo periódica.
  • Fondos Garantizados: ofrecen, a su vencimiento, el capital garantizado total o parcialmente y una rentabilidad fija o variable en función del tipo de fondo.
  • Fondos Objetivo:  ofrecen, a vencimiento, un objetivo concreto de rentabilidad fija o variable, no garantizada, con liquidez a precio de mercado.

Las comisiones de gestión y depósito son las principales comisiones dentro de un fondo y se calculan con periodicidad diaria, descontadas del valor liquidativo del producto.

La comisión de gestión es la remuneración que recibe la entidad gestora por la gestión del patrimonio.

La comisión de depósito es la remuneración que recibe el custodio por el depósito y custodia de los títulos en los que invierten los fondos.

Pueden existir otras comisiones como las de suscripción y reembolso, informadas en los folletos y fichas de los fondos.

Una de las principales ventajas de los fondos de inversión es la liquidez que ofrecen.

La mayoría de nuestros fondos tienen liquidez diaria sin penalización, aunque existen algunas excepciones como los fondos garantizados. Para éstos últimos, hay que tener en cuenta que suelen estar exentos de comisiones de suscripción y reembolso durante los periodos fijados en el folleto explicativo registrado en CNMV, y que si se realizan fuera de dichos periodos, están penalizados con comisiones de hasta el 5%.

El capital sólo está garantizado a vencimiento, no durante la vida de la garantía y se realizará de acuerdo con el valor liquidativo aplicable a la fecha de solicitud.

En caso de iniciarse un nuevo periodo garantizado se indicará a los partícipes las nuevas condiciones de garantía, periodo y comisiones. Si los partícipes no desean mantener su inversión, pueden, a vencimiento, reembolsar o traspasar sus inversiones a otros Fondos según su decisión.

Toda la información sobre el valor liquidativo aplicado en suscripciones y reembolsos viene especificada en el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (DFI) y en el Folleto del Fondo.

Es una operación por la que una persona física residente en España, traspasa, total o parcialmente, la inversión efectuada en un fondo de inversión a otro fondo distinto.

Con esta operación se realiza el reembolso, total o parcial, de las participaciones que tenga en un fondo de inversión para realizar la suscripción del importe reembolsado en participaciones de otro fondo. De este modo, el importe reembolsado se transfiere directamente del fondo origen al fondo destino, junto con la información fiscal.

Para usted, como inversor, las movilizaciones no tienen efectos fiscales en el IRPF, ya que existe un régimen de diferimiento, de modo que cuando el importe obtenido en el reembolso o transmisión de las participaciones del fondo de inversión se destine a la adquisición o suscripción de otras participaciones en fondos de inversión, no procederá computar la ganancia o pérdida patrimonial, y las nuevas participaciones suscritas conservarán el valor y la fecha de adquisición de las participaciones transmitidas o reembolsadas.

 

Es el precio que tiene una participación en un determinado momento. Es decir, el precio al que se vendería en ese instante. Este valor se calcula diariamente sobre el precio que tienen los activos en los que invierte el fondo, descontando las comisiones de gestión y depósito. Es decir, que siempre refleja el valor real de la participación en la fecha indicada.

La supervisión de los fondos de inversión, así como de las sociedades gestoras y los depositarios, corresponde a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que garantizará dos objetivos muy importantes:

Por un lado, la estabilidad del sistema financiero y por otro la protección de los inversores.

Lo primero que tiene que tener claro un partícipe de un fondo de inversión es que él es el propietario, en todo momento, de sus participaciones, lo que significa que el patrimonio no forma parte del balance de la sociedad gestora y por tanto, tampoco de sus activos en caso de quiebra.

Los fondos de inversión pueden alcanzar rentabilidades muy atractivas, aunque debe tener en cuenta que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, ya que no hay un tipo de interés fijo. Sin embargo, siempre es útil ver cómo se han comportado los fondos en el pasado: rentabilidad histórica.

Dependiendo del porcentaje de inversión en high yield (renta fija de baja calidad crediticia) , en crédito, el plazo de inversión, tipo de emisor y la duración que cada cliente esté dispuesto a asumir existirá un fondo adecuado para cada perfil de riesgo y horizonte de inversión.

Tanto los fondos de renta fija como lo monetarios, aunque estos en menor grado, están sujetos como todo activo financiero a diversos riesgos. Estos riesgos variarán dependiendo de las características de cada producto. Entre ellos cabe mencionar,  riesgos de mercado, de crédito, de tipo de interés, de emisor y contrapartida, de liquidez, de cambio de moneda por fluctuaciones de valor, de inversión en derivados . Previa a cualquier decisión de inversión el cliente deberá consultar  los Datos Fundamentales para el inversor (DFI) donde se recogen las características y riesgos de cada producto.

 

Los fondos mixtos como toda inversión en mercados financieros están sujetos a diferentes riesgos, estos variarán dependiendo de los activos en los que estén invertidos. Entre ellos cabe mencionar, riesgo de crédito, de tipo de interés, de liquidez, de tipo de cambio, de concentración geográfica asi como riesgo de mercado por inversión en renta variable y de inversión en instrumentos derivados. Previa a cualquier decisión de inversión el cliente deberá consultar  los Datos Fundamentales para el inversor (DFI) donde se recogen las características y riesgos de cada producto.

Estos productos de inversión se diferencian del resto de activos por su mayor exposición a renta variable, esto además de permitir una búsqueda de rentabilidad más atractiva conlleva una serie de riesgos que el inversor debe asumir, como son  el riesgo de mercado por inversión en renta variable, riesgo de crédito, de tipo de interés, de liquidez, de tipo de cambio, de concentración geográfica y de inversión en instrumentos derivados. Previa a cualquier decisión de inversión el cliente deberá consultar  los Datos Fundamentales para el inversor (DFI) donde se recogen las características y riesgos de cada producto.

¿Cuántas personas pueden suscribir un fondo?

En un fondo puede invertir cualquier persona, física o jurídica, residente o no residente, mayor o menor de edad, sin más limitaciones que las que el propio reglamento del fondo contenga.

No existe limitación en cuanto al número de titulares. Pero hay que tener en cuenta que cuando se produzcan traspasos entre fondos, tienen que tener la misma titularidad.

¿Puede un no residente suscribir un fondo de inversión domiciliado en España?

Sí, siempre que no sea residente americano. En este caso, no puede suscribir productos domiciliados fuera de EEUU.

¿Qué ocurre si fallece el titular del fondo?

En caso de fallecimiento se procede al reparto de las participaciones del fondo entre los herederos legales en función del porcentaje que le corresponda a cada uno, una vez liquidado el Impuesto de Sucesiones.

Si hay más de un titular, primero se separarán las participaciones del fallecido de las del resto, para proceder según lo anteriormente expuesto.

 

 

¿Está asegurado el capital en los Fondos de Inversión?

No está asegurado el capital, a excepción de los fondos garantizados.

¿Qué disponibilidad tienen?

Una de las principales ventajas de los fondos de inversión es la liquidez que ofrecen.

La mayoría de nuestros fondos tienen liquidez diaria sin penalización, aunque existen algunas excepciones como los fondos garantizados. Toda la información sobre el valor liquidativo aplicado en suscripciones y reembolsos viene especificada en el DFI y Folleto del fondo.

¿Es mejor invertir en un único fondo o en varios?

Diversificar es la mejor estrategia de inversión que se puede seguir. A pesar de no ser nuevo, el “no poner todos los huevos en la misma cesta” es un planteamiento que beneficia a todos los inversores, ya sean profesionales o particulares, de elevado o reducido patrimonio.

El primer nivel de diversificación está relacionado con las clases de activos que pueden componer un patrimonio: renta variable (acciones cotizadas), renta fija (bonos, letras, pagarés), activos monetarios o divisas.

Los diferentes tipos de activos se comportan generalmente de manera distinta bajo las mismas condiciones de mercado. Mediante la diversificación entre los más importantes mercados: renta fija, variable, divisas…, el cliente puede reducir el riesgo de colocar todas sus inversiones en tan sólo un tipo de activo.

Conservador: se refiere a un partícipe con aversión al riesgo. Prefiere una rentabilidad menor, sin importarle los plazos, ya que su capital puede quedar invertido por mucho tiempo. Normalmente a este tipo de inversor se le suelen recomendar los fondos garantizados, los monetarios y los de renta fija.

Moderado: es un partícipe que tiene aversión al riesgo y a su vez es capaz de asumir ciertos grados de volatilidad. Los fondos que más se ajustan a este perfil son los fondos de renta fija mixta y renta variable mixta.

Agresivo: hace mención a un partícipe sin aversión al riesgo, al que le atrae la posibilidad de conseguir rentabilidades altas, por lo que está dispuesto a asumir volatilidades altas. Los fondos de renta variable, y sobre todo los fondos internacionales (de acciones europeas, americanas y emergentes) responden a este tipo de perfil.