Resultados empresariales y datos macro acompañan

La bolsa americana recibe con nuevos máximos históricos la firma de la Fase 1 del Acuerdo Comercial, cuyos efectos beneficiosos comienzan a ser cada vez más visibles a medida que se van publicando datos macro. Y el segundo hito de la semana, el inicio de la temporada de resultados empresariales del 4ºT 2019, se está desarrollando mejor de lo previsto. Las bolsas Zona Euro se han quedado rezagadas, a diferencia de la británica que avanza apoyada por unos inversores que acentúan su previsión de una bajada de tipos en Reino Unido a finales de este mes. Mientras tanto, el mercado de bonos europeo absorbe con tranquilidad el fuerte volumen de emisiones públicas y privadas realizado durante la semana.

China creció un 6% en el 4ºT 2019

La economía china mantuvo su ritmo de crecimiento en los últimos meses del año. Más representativos son los datos de producción industrial, e inversión del mes de diciembre que han superado ampliamente las previsiones y que ya estarían recogiendo la percepción de que se ponía fin a la incertidumbre comercial, aunque hayamos tenido que esperar al pasado miércoles 15 para constatar que efectivamente se firmaba la Fase 1 del Acuerdo. El mismo argumento sería aplicable al indicador adelantado que elabora la Fed de Philadelphia, cuyo registro para enero ha superado todas las previsiones y vuelve a niveles del pasado mayo. La semana que viene se celebra la Cumbre de Davos y el FMI tiene un papel destacado en la apertura al publicar actualización de sus previsiones económicas. Será interesante conocer cómo incorporan las últimas novedades positivas: el Acuerdo comercial y el Acuerdo para el Brexit.

Resultados empresariales: aún muy preliminar en número de empresas pero impulsando el sentimiento inversor

Partiendo de unas expectativas muy conservadoras, de las 70 empresas norteamericanas que han publicado resultados aproximadamente el 80% han sorprendido positivamente. Teniendo en cuenta que muchas de estas sorpresas vienen de empresas líderes en sus sectores, el efecto se traduce en impulso al sentimiento inversor. Entre los hitos de la semana en bolsa americana señalar que Alphabet, la propietaria de Google, se unió ayer al pódium de Apple y Microsoft al superar el billón de dólares de capitalización bursátil.

El mercado confirma apetito por la renta fija

El fortísimo volumen de emisiones de esta semana, sin duda entre los mayores de todo el año, de bonos de gobiernos Zona Euro no solo ha sido recibida con sobre demanda en todos los casos sino que, tomando como referencia la TIR del bono alemán a 10 años, se sitúan por debajo de los niveles de cierre del pasado viernes. La prima de riesgo española, pivota en los 65 p.b.

Confirmada ya la firma de la Fase 1 del Acuerdo Comercial y conocidos sus detalles, el inicio de la temporada de publicación de resultados empresariales en Estados Unidos está dotando de impulso adicional al S&P500 y al Nasdaq en su senda de máximos históricos. La semana que viene se reúne el BCE pero, puesto que no se esperan cambios, la atención estará puesta en la Cumbre de Davosque ya ha desvelado su “Informe de Riesgo Global”: los cinco primeros riesgos son climático-ambientales, lo que confirma la importancia de incorporar el sesgo sostenible en las inversiones.

Aviso legal: Santander Asset Management advierte que esta presentación contiene manifestaciones sobre previsiones y estimaciones. Dichas previsiones y estimaciones están incluidas en diversos apartados de este documento e incluyen, entre otras, comentarios sobre el desarrollo de negocios futuros y rentabilidades futuras. Mientras estas previsiones y estimaciones representan nuestros juicios sobre expectativas futuras de negocios, puede que determinados riesgos, incertidumbres y otros factores relevantes ocasionen que los resultados sean materialmente diferentes a lo esperado. Entre estos factores se incluyen, (1) situación del mercado, factores macroeconómicos, directrices regulatorias y gubernamentales, (2) movimientos en los mercados bursátiles nacionales e internacionales, tipos de cambio y tipos de interés, (3) presiones competitivas, (4) desarrollos tecnológicos, (5) cambios en la posición financiera o de valor crediticio de nuestros clientes, deudores o contrapartes. Los factores de riesgo y otros factores fundamentales que hemos indicado podrían afectar adversamente a nuestro negocio y al comportamiento y resultados descritos y contenidos en nuestros informes pasados, o en los que presentaremos en el futuro, incluyendo aquéllos remitidos a las entidades reguladoras y supervisoras, incluida la Securities Exchange Commission de los Estados Unidos de América. La información incluida en el presente documento ha sido recopilada de fuentes que SANTANDER ASSET MANAGEMENT S.A. S.G.I.I.C. considera fiables aunque no ha confirmado ni verificado su exactitud o que sea completa. Santander Asset Management no asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento, el cual no constituye ninguna recomendación ni asesoramiento personalizado ni oferta ni solicitación. La inversión en fondos de inversión u otros productos financieros indicados en el presente documento pueden estar sujetos a riesgos de inversión: riesgo de mercado, riesgo de crédito, emisor y contraparte, riesgos de liquidez, riesgos de divisa y, en su caso, riesgos propios de mercados emergentes. Adicionalmente si los fondos materializan sus inversiones en hedge funds, o en activos o fondos  inmobiliarios, de materias primas o de private equity, se pueden ver sometidos a los riesgos de valoración y operacionales inherentes a estos activos y mercados así como a riesgos de fraude o los derivados de invertir en mercados no regulados o no supervisados o en activos no cotizados. Las rentabilidades del pasado no son indicativas de resultados en el futuro. Cualquier mención a la fiscalidad debe entenderse que depende de las circunstancias personales de cada inversor y que puede variar en el futuro. Es aconsejable pedir asesoramiento personalizado al respecto.