Nota de Mercados: Semana de Bancos Centrales

La semana está resultando favorable para los mercados, con subidas superiores al 1% en la mayor parte de las bolsas euro, en el caso del IBEX35 un +1,72%, a cierre de jueves, y la prima de riesgo italiana pivotando en 250 p.b. Los buenos fundamentales afloran en la medida en la que los focos de incertidumbre ceden en intensidad. Actuaciones y discursos como los de los tres Bancos Centrales que se han reunido en esta semana contribuyen a favorecer la estabilidad de cara al medio plazo.

 

En una semana en la que los recientes focos de incertidumbre – presupuesto italiano, divisas emergentes y negociaciones comerciales-han tenido menos intensidad, los inversores han podido concentrarse en la evolución de los fundamentales y, en particular, en tres reuniones clave: BCE, Banco de Inglaterra y Banco Central de Turquía.

El BCE mantuvo el discurso y revisó crecimiento e inflación

En la primera reunión después del verano, y a pesar de los episodios de volatilidad vividos, el BCE se mantuvo firme y no modificó ni una coma del discurso, lo que significa que a partir del mes próximo las compras mensuales de bonos se reducen al a mitad y que los tipos de interés oficiales no se moverán al menos hasta el verano de 2019.En sus previsiones, revisó a la baja una décima el crecimiento por menor demanda externa. En la rueda de prensa, Draghi insistió en la fortaleza del consumo y la inversión, restando así peso a la decepción de esta semana al conocerse el dato de producción industrial de la Zona Euro de julio. En precios nueva revisión a la baja de la inflación subyacente.

El Banco de Inglaterra, pendiente del Brexit

Tras subir en agosto +25p.b. el tipo oficial hasta el +0,75%, el Banco de Inglaterra optó ayer por unanimidad por darse un respiro. Aunque su objetivo sigue siendo reconducir la inflación a la zona de l2%, la autoridad monetaria sitúa ahora su prioridad en no alterar el escenario de cara a la última etapa de negociaciones entre Reino Unido y Zona Euro. El Consejo de Europa de diciembre es por el momento la fecha a vigilar. En todo caso, el Banco de Inglaterra revisó al alza una décima, hasta el +0,5%, el crecimiento previsto para este tercer trimestre.

En Turquía, el Banco Central se decantó por subida

Contra lo que parece ser el deseo del Gobierno turco, el Banco Central decidió subir el tipo de interés oficial hasta el 24%para estabilizar la moneda. Al principal desequilibrio del país, el déficit empresarial, se ha unido el fortísimo repunte de la inflación en gran parte debido a la debilidad de la lira.Todas aquellas medidas que sostengan a la divisa, debieran favorecer la mejora de estos problemas.

La semana está resultando favorable para los mercados, con subidas superiores al 1% en la mayor parte de las bolsas euro, en el caso del IBEX35 un +1,72%, a cierre de jueves, y la prima de riesgo italiana pivotando en 250 p.b. Los buenos fundamentales afloran en la medida en la que los focos de incertidumbre ceden en intensidad. Actuaciones y discursos como los de los tres Bancos Centrales que se han reunido en esta semana contribuyen a favorecer la estabilidad de cara al medio plazo.

Para más información acceda a la Nota de Mercados en este enlace.

 

Aviso legal:
Santander Asset Management advierte que esta presentación contiene manifestaciones sobre previsiones y estimaciones. Dichas previsiones y estimaciones están incluidas en diversos apartados de este documento e incluyen, entre otras, comentarios sobre el desarrollo de negocios futuros y rentabilidades futuras. Mientras estas previsiones y estimaciones representan nuestros juicios sobre expectativas futuras de negocios, puede que determinados riesgos, incertidumbres y otros factores relevantes ocasionen que los resultados sean materialmente diferentes a lo esperado. Entre estos factores se incluyen, (1) situación del mercado, factores macroeconómicos, directrices regulatorias y gubernamentales, (2) movimientos en los mercados bursátiles nacionales e internacionales, tipos de cambio y tipos de interés, (3) presiones competitivas, (4) desarrollos tecnológicos, (5) cambios en la posición financiera o de valor crediticio de nuestros clientes, deudores o contrapartes. Los factores de riesgo y otros factores fundamentales que hemos indicado podrían afectar adversamente a nuestro negocio y al comportamiento y resultados descritos y contenidos en nuestros informes pasados, o en los que presentaremos en el futuro, incluyendo aquéllos remitidos a las entidades reguladoras y supervisoras, incluida la Securities Exchange Commission de los Estados Unidos de América.
La información incluida en el presente documento ha sido recopilada de fuentes que SANTANDER ASSET MANAGEMENT S.A. S.G.I.I.C. considera fiables aunque no ha confirmado ni verificado su exactitud o que sea completa. Santander Asset Management no asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento, el cual no constituye ninguna recomendación ni asesoramiento personalizado ni oferta ni solicitación.
La inversión en fondos de inversión u otros productos financieros indicados en el presente documento pueden estar sujetos a riesgos de inversión: riesgo de mercado, riesgo de crédito, emisor y contraparte, riesgos de liquidez, riesgos de divisa y, en su caso, riesgos propios de mercados emergentes. Adicionalmente si los fondos materializan sus inversiones en hedge funds, o en activos o fondos inmobiliarios, de materias primas o de private equity, se pueden ver sometidos a los riesgos de valoración y operacionales inherentes a estos activos y mercados así como a riesgos de fraude o los derivados de invertir en mercados no regulados o no supervisados o en activos no cotizados. Las rentabilidades del pasado no son indicativas de resultados en el futuro.
Cualquier mención a la fiscalidad debe entenderse que depende de las circunstancias personales de cada inversor y que puede variar en el futuro. Es aconsejable pedir asesoramiento personalizado al respecto.