Nota de Mercados: Novedades comerciales y factores a vigilar

La reunión de Trump y Juncker de esta semana ha sido recibida positivamente por las bolsas europeas, y en particular por el sector de automóviles. Los fundamentales siguen siendo buenos y para muestra, las cifras que vamos conociendo de beneficios empresariales y, además en España, los datos de la EPA del 2T. Estos fundamentales vuelven a aflorar al alza en los mercados cuando los temas comerciales pasan a un segundo plano. Mantener el horizonte temporal es clave para que puedan madurar las inversiones.

Los principios de acuerdos alcanzados entre EE.UU.y la UE esta semana para liberalizar el comercio entre ambos bloques económicos contribuyen sin duda a suavizar los temores sobre el futuro del comercio internacional. El respiro es especialmente relevante para el importante sector europeo del automóvil.

¿Qué se ha acordado?

Iniciar una nueva ronda de negociaciones cuyo objetivo es anular los aranceles y demás trabas al comercio para el grueso de productos industriales. En el caso de los automóviles, se deja en suspenso el anuncio de subidas de aranceles por parte de EE.UU. Respecto a las tarifas ya impuestas sobre el aluminio y el acero,  y la posterior respuesta de la UE, se estudiará como eliminarlos. La UE por su parte se comprometió a incrementar sus compras de soja y de gas licuado de EE.UU. Asimismo se comprometieron a reformar la Organización Mundial del Comercio para luchar contra las prácticas abusivas tales como el robo de propiedad intelectual y la transferencia forzada de tecnología.

Buen escenario económico y hoja de ruta en política monetaria

El BCE no modificó ni un ápice su discurso este jueves y señaló que el crecimiento es sólido. Esta visión tranquiliza en el momento actual con las incertidumbres comerciales. En España, destacan las buenas noticias en el mercado de trabajo. Según la EPA del 2T, la creación de empleo fue máximo histórico trimestral y la tasa de paro se redujo hasta el 15,28%.

Suben las bolsas, y los inversores pueden centrarse en los resultados empresariales

Según lo ya publicado, EEUU sigue concentrando las sorpresas positivas tanto en ventas como en beneficios recogiendo fortaleza económica y reforma fiscal. Según Bloomberg y con el 47% del Stoxx Europe 600  publicado, el 60% han batido en ventas, en un periodo en el que la estadística del euro jugaba en contra: 1,10$/€ tipo medio 2T17 y 1,19$/€ en 2T18.

En las próximas semanas estaremos pendientes de:

  • Reuniones de Bancos Centrales: la Fed se reúne el 31 julio/1 agosto, no se esperan cambios en el tipo oficial y las señales debieran seguir apuntando que quedan dos subidas en el año. Draghi y Powell están preparando a los mercados de cara a las mucho más importantes reuniones de septiembre (13 BCE y 25/26 Fed).
  • Política internacional: el mercado seguirá pendiente de UK y los apoyos internos a May, de cara a la fecha límite de octubre para cerrar las negociaciones con la UE. Atención al 20 de septiembre (Consejo Europeo).
  • Negociaciones comerciales: no hay previstas reuniones importantes entre las partes, pero Trump no toma oficialmente vacaciones, por lo que habrá que poner atención a posibles declaraciones o titulares.
  • Datos económicos: La publicación de resultados empresariales continúa hasta mediados de agosto. Especial atención a los datos de IPC en EEUU de julio y agosto, así como a los indicadores adelantados de Eurozona (PMIs)

Para más información acceda a la Nota de Mercados en este enlace.

 

Aviso legal:
Santander Asset Management advierte que esta presentación contiene manifestaciones sobre previsiones y estimaciones. Dichas previsiones y estimaciones están incluidas en diversos apartados de este documento e incluyen, entre otras, comentarios sobre el desarrollo de negocios futuros y rentabilidades futuras. Mientras estas previsiones y estimaciones representan nuestros juicios sobre expectativas futuras de negocios, puede que determinados riesgos, incertidumbres y otros factores relevantes ocasionen que los resultados sean materialmente diferentes a lo esperado. Entre estos factores se incluyen, (1) situación del mercado, factores macroeconómicos, directrices regulatorias y gubernamentales, (2) movimientos en los mercados bursátiles nacionales e internacionales, tipos de cambio y tipos de interés, (3) presiones competitivas, (4) desarrollos tecnológicos, (5) cambios en la posición financiera o de valor crediticio de nuestros clientes, deudores o contrapartes. Los factores de riesgo y otros factores fundamentales que hemos indicado podrían afectar adversamente a nuestro negocio y al comportamiento y resultados descritos y contenidos en nuestros informes pasados, o en los que presentaremos en el futuro, incluyendo aquéllos remitidos a las entidades reguladoras y supervisoras, incluida la Securities Exchange Commission de los Estados Unidos de América.
La información incluida en el presente documento ha sido recopilada de fuentes que SANTANDER ASSET MANAGEMENT S.A. S.G.I.I.C. considera fiables aunque no ha confirmado ni verificado su exactitud o que sea completa. Santander Asset Management no asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento, el cual no constituye ninguna recomendación ni asesoramiento personalizado ni oferta ni solicitación.
La inversión en fondos de inversión u otros productos financieros indicados en el presente documento pueden estar sujetos a riesgos de inversión: riesgo de mercado, riesgo de crédito, emisor y contraparte, riesgos de liquidez, riesgos de divisa y, en su caso, riesgos propios de mercados emergentes. Adicionalmente si los fondos materializan sus inversiones en hedge funds, o en activos o fondos inmobiliarios, de materias primas o de private equity, se pueden ver sometidos a los riesgos de valoración y operacionales inherentes a estos activos y mercados así como a riesgos de fraude o los derivados de invertir en mercados no regulados o no supervisados o en activos no cotizados. Las rentabilidades del pasado no son indicativas de resultados en el futuro.
Cualquier mención a la fiscalidad debe entenderse que depende de las circunstancias personales de cada inversor y que puede variar en el futuro. Es aconsejable pedir asesoramiento personalizado al respecto.