Nota de Mercados: ¿Por qué cae el precio del petróleo?

Los mercados financieros continúan moviéndose en un entorno de volatilidad que pasa factura a la cotización de las bolsas. A las caídas en el sector tecnológico, que sigue digiriendo algunas previsiones de beneficios futuros menos ambiciosos de lo previsto, se viene sumando el recorte en el precio del petróleo que penaliza al sentimiento inversor. No hay que olvidar que el crudo llegó a octubre anotando máximos de seis años pero, en todo caso, hay que preguntarse si las tomas de beneficios no estarán siendo excesivas.

¿Qué nos indican los datos reales?

En un primer análisis, los datos a los que responde el precio del crudo serían fundamentalmente el nivel de inventarios (que vienen aumentando), la actividad económica internacional (que se va moderando de cara al 2019) y los actuales niveles de producción y capacidad de la OPEP. Y con las cifras en la mano, podríamos decir que llegar a los 85$ de octubre resultó excesivo, pero también que los 60$ de hoy son una sobrerreacción al contexto.

¿Y cómo impacta la situación de los mercados?

Históricamente el precio del crudo es muy sensible a la volatilidad del mercado, y el repunte excepcional que estamos viviendo le penaliza claramente. Y a ello se suma el máximo histórico que habían alcanzado los contratos financieros de futuros sobre el petróleo. Cerrarlos al caer el precio, alimenta nuevas caídas.

¿Está cambiando la composición de la oferta?

El aumento de los inventarios por encima de lo estimado viene del shale oil americano, ya que esta industria está superando las limitaciones de infraestructuras mejor de lo previsto. Es clave la decisión que tome la OPEP en su reunión de 6 de diciembre, para determinar cómo se compensarán las distintas fuentes de producción.

 

El precio del petróleo se mueve en mínimos anuales, 60$/barril, y acumula una caída del -30% desde los máximos de octubre. Los datos de inventarios, demanda –presente y futura- y producción apuntarían a un precio en el rango de los 70-75$/barril. Toda la atención está puesta en la próxima reunión de la OPEP, 6 de diciembre. Parece que el mercado necesita confirmar que haya recorte de la producción para tranquilizarse y volver a centrarse en los fundamentales.

Para más información acceda a la Nota de Mercados en este enlace.

Aviso legal:
Santander Asset Management advierte que esta presentación contiene manifestaciones sobre previsiones y estimaciones. Dichas previsiones y estimaciones están incluidas en diversos apartados de este documento e incluyen, entre otras, comentarios sobre el desarrollo de negocios futuros y rentabilidades futuras. Mientras estas previsiones y estimaciones representan nuestros juicios sobre expectativas futuras de negocios, puede que determinados riesgos, incertidumbres y otros factores relevantes ocasionen que los resultados sean materialmente diferentes a lo esperado. Entre estos factores se incluyen, (1) situación del mercado, factores macroeconómicos, directrices regulatorias y gubernamentales, (2) movimientos en los mercados bursátiles nacionales e internacionales, tipos de cambio y tipos de interés, (3) presiones competitivas, (4) desarrollos tecnológicos, (5) cambios en la posición financiera o de valor crediticio de nuestros clientes, deudores o contrapartes. Los factores de riesgo y otros factores fundamentales que hemos indicado podrían afectar adversamente a nuestro negocio y al comportamiento y resultados descritos y contenidos en nuestros informes pasados, o en los que presentaremos en el futuro, incluyendo aquéllos remitidos a las entidades reguladoras y supervisoras, incluida la Securities Exchange Commission de los Estados Unidos de América.
La información incluida en el presente documento ha sido recopilada de fuentes que SANTANDER ASSET MANAGEMENT S.A. S.G.I.I.C. considera fiables aunque no ha confirmado ni verificado su exactitud o que sea completa. Santander Asset Management no asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento, el cual no constituye ninguna recomendación ni asesoramiento personalizado ni oferta ni solicitación.
La inversión en fondos de inversión u otros productos financieros indicados en el presente documento pueden estar sujetos a riesgos de inversión: riesgo de mercado, riesgo de crédito, emisor y contraparte, riesgos de liquidez, riesgos de divisa y, en su caso, riesgos propios de mercados emergentes. Adicionalmente si los fondos materializan sus inversiones en hedge funds, o en activos o fondos inmobiliarios, de materias primas o de private equity, se pueden ver sometidos a los riesgos de valoración y operacionales inherentes a estos activos y mercados así como a riesgos de fraude o los derivados de invertir en mercados no regulados o no supervisados o en activos no cotizados. Las rentabilidades del pasado no son indicativas de resultados en el futuro.
Cualquier mención a la fiscalidad debe entenderse que depende de las circunstancias personales de cada inversor y que puede variar en el futuro. Es aconsejable pedir asesoramiento personalizado al respecto.