Nota de Mercados: Los datos económicos la negociación comercial y la Fed dan un respiro al mercado

La fuerte creación de empleo americano en diciembre, el mensaje de Powell de que la Fed será “flexible y paciente” el tono constructivo que ha trasladado la ronda de conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, algunas sorpresas positivas en la Zona Euro como las ventas minoristas y la tasa de paro de noviembre, junto con el rally alcista del precio del petróleo han permitido que aflorase sentimiento inversor positivo: compras en bolsa, con apuesta en cíclicas y tomas de beneficios en defensivas, y ventas de Treasury y Bund. Persistiendo las dudas sobre el momento del ciclo, el foco de las próximas semanas estará en los beneficios empresariales.

Foco en ciclo por crecimiento, pero también por inflación

Con la vista puesta en la evolución de la economía china, asumiendo que el gobierno seguirá monitorizándola, y el comercio internacional, los inversores vigilan también la trayectoria de los precios. Por el momento, no solo no apuntan tensionamiento sino que la moderación sigue siendo “excesiva” en la Zona Euro y así lo indica la reciente caída de las expectativas de inflación tanto a dos como a cinco años. Los beneficios empresariales necesitan del ciclo no solo por crecimiento sino también por fijación de precios. El rally del precio del petróleo y su efecto beneficioso en esta subida de bolsas no es solo por el sector energético, sino por su aporte a la inflación.

Beneficios empresariales y Cíclicas vs Defensivas

En los próximos días, las empresas americanas comenzarán a publicar resultados y la atención está en la visión que den para próximos trimestres. El consenso ya viene revisando a la baja la previsión de beneficios 2019 al +7% en EE.UU. y al +7,2% en Zona Euro (-2,2% y -1,4% en el último mes respectivamente). No obstante, las bolsas lo afrontan cotizando en valoraciones en mínimos de más de cinco años y con claro sesgo penalizador hacia las cíclicas y primas históricamente altas en defensivas, lo que les hace muy sensibles a las sorpresas, tanto en un sentido como en otro.

 

La coincidencia de factores positivos en los últimos días ha permitido que mejorase el sentimiento inversor con vuelta de las compras a unas bolsas que se sitúan en valoraciones mínimas de más de cinco años. El foco está ahora en la visión que vayan dando las empresas que publiquen resultados y que, junto con los datos económicos, irá determinando tanto la consolidación de niveles en bolsa como el sesgo sectorial de las inversiones.

Para más información acceda a la Nota de Mercados en este enlace.

Aviso legal:
Santander Asset Management advierte que esta presentación contiene manifestaciones sobre previsiones y estimaciones. Dichas previsiones y estimaciones están incluidas en diversos apartados de este documento e incluyen, entre otras, comentarios sobre el desarrollo de negocios futuros y rentabilidades futuras. Mientras estas previsiones y estimaciones representan nuestros juicios sobre expectativas futuras de negocios, puede que determinados riesgos, incertidumbres y otros factores relevantes ocasionen que los resultados sean materialmente diferentes a lo esperado. Entre estos factores se incluyen, (1) situación del mercado, factores macroeconómicos, directrices regulatorias y gubernamentales, (2) movimientos en los mercados bursátiles nacionales e internacionales, tipos de cambio y tipos de interés, (3) presiones competitivas, (4) desarrollos tecnológicos, (5) cambios en la posición financiera o de valor crediticio de nuestros clientes, deudores o contrapartes. Los factores de riesgo y otros factores fundamentales que hemos indicado podrían afectar adversamente a nuestro negocio y al comportamiento y resultados descritos y contenidos en nuestros informes pasados, o en los que presentaremos en el futuro, incluyendo aquéllos remitidos a las entidades reguladoras y supervisoras, incluida la Securities Exchange Commission de los Estados Unidos de América.
La información incluida en el presente documento ha sido recopilada de fuentes que SANTANDER ASSET MANAGEMENT S.A. S.G.I.I.C. considera fiables aunque no ha confirmado ni verificado su exactitud o que sea completa. Santander Asset Management no asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento, el cual no constituye ninguna recomendación ni asesoramiento personalizado ni oferta ni solicitación.
La inversión en fondos de inversión u otros productos financieros indicados en el presente documento pueden estar sujetos a riesgos de inversión: riesgo de mercado, riesgo de crédito, emisor y contraparte, riesgos de liquidez, riesgos de divisa y, en su caso, riesgos propios de mercados emergentes. Adicionalmente si los fondos materializan sus inversiones en hedge funds, o en activos o fondos inmobiliarios, de materias primas o de private equity, se pueden ver sometidos a los riesgos de valoración y operacionales inherentes a estos activos y mercados así como a riesgos de fraude o los derivados de invertir en mercados no regulados o no supervisados o en activos no cotizados. Las rentabilidades del pasado no son indicativas de resultados en el futuro.
Cualquier mención a la fiscalidad debe entenderse que depende de las circunstancias personales de cada inversor y que puede variar en el futuro. Es aconsejable pedir asesoramiento personalizado al respecto.

La fuerte creación de empleo americano en diciembre, el mensaje de Powell de que la Fed será “flexible y paciente” el tono constructivo que ha trasladado la ronda de conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, algunas sorpresas positivas en la Zona Euro como las ventas minoristas y la tasa de paro de noviembre, junto con el rally alcista del precio del petróleo han permitido que aflorase sentimiento inversor positivo: compras en bolsa, con apuesta en cíclicas y tomas de beneficios en defensivas, y ventas de Treasury y Bund. Persistiendo las dudas sobre el momento del ciclo, el foco de las próximas semanas estará en los beneficios empresariales.