Nota de Mercados: Las bolsas celebran Thanksgiving Day con nuevos máximos

Tras el rango lateral de la semana pasada, los compradores han vuelto tanto a las bolsas  europeas, con nuevo máximo anual del EuroStoxx50, como a la americana con el S&P500 y el Nasdaq anotando sucesivos máximos históricos. Una nueva oleada de datos económicos favorables han apoyado el movimiento y, con las TIREs de los bonos de gobiernos más contenidas, esta vez el liderazgo cae más del lado de las empresas defensivas.

Sorpresa positiva en la inversión y empleo americanos

Los datos correspondientes al mes de octubre están apuntando una mejora para el ritmo de inversión de la economía americana, variable que venía desacelerándose y dificultaba sostener el PIB en la zona del +2%. El aumento mensual de los pedidos de bienes duraderos y de la producción industrial de bienes de equipo sin autos (que elimina el impacto negativo de la huelga de General Motors) apuntan una vuelta de la inversión a crecimiento trimestral del +5%. A ello se suma la mejora en las peticiones semanales de desempleo, que vendría a confirmar que la aceleración de las dos semanas previas se debió a factores estacionales y no a un cambio de tendencia sostenido. Y en la Zona Euro, el indicador de confianza empresarial alemán IFO avanzó según lo previsto y por tercer mes consecutivo, y la confianza del consumidor en Francia sorprendió al alza.

Las cíclicas se toman un respiro y los flujos acompañan la subida de la bolsa europea

A la espera de que los indicadores de confianza empresarial PMI den señales de mejora sustancial y en ausencia de novedades en las negociaciones comerciales, los tipos de interés de los bonos de gobiernos han retrocedido ligeramente lo que ha vuelto a dar protagonismo a las empresas defensivas mientras que las cíclicas se toman un respiro tras el rally que se inició en septiembre.  En todo caso, los recientes máximos de la bolsa europea vienen acompañados de un cambio de tercio en materia de flujos. Tras 80 semanas consecutivas de salidas netas de fondos de inversión de renta variable europea, a una media semanal de -2,5MMn€, desde mediados de octubre se encadenan cinco semanas consecutivas de entradas de flujos con una media semanal de +2,4MMn€. Sin duda, resulta un barómetro favorable del sentimiento inversor en bolsa europea.

La libra esterlina en zona de máximos

La libra esterlina se ha fortalecido hasta sus máximos previos, de la mano de las encuestas que progresivamente han ido apuntando una mayoría holgada de Boris Johnson de cara a las elecciones del 12 de diciembre. A la espera del resultado de las urnas, el mercado descuenta por el momento un Brexit con Acuerdo para el próximo 31 de enero.

Las bolsas cerraron noviembre en zona de máximos anuales y con subida mensual del +3,4% en la americana y del +2,75% en el EuroStoxx50. La renta variable europea se ve además apoyada por la vuelta de flujos positivos al activo. La próxima semana se publicarán los ISM en EE.UU. y el consenso espera que continúen recuperando terreno y despejando el horizonte de medio plazo. Con importantes ganancias acumuladas en bolsa y bonos, los inversores afrontan un cierre de año que contrasta claramente con el del 2018y confirma la importancia de mantener el horizonte temporal.

Aviso legal: Santander Asset Management advierte que esta presentación contiene manifestaciones sobre previsiones y estimaciones. Dichas previsiones y estimaciones están incluidas en diversos apartados de este documento e incluyen, entre otras, comentarios sobre el desarrollo de negocios futuros y rentabilidades futuras. Mientras estas previsiones y estimaciones representan nuestros juicios sobre expectativas futuras de negocios, puede que determinados riesgos, incertidumbres y otros factores relevantes ocasionen que los resultados sean materialmente diferentes a lo esperado. Entre estos factores se incluyen, (1) situación del mercado, factores macroeconómicos, directrices regulatorias y gubernamentales, (2) movimientos en los mercados bursátiles nacionales e internacionales, tipos de cambio y tipos de interés, (3) presiones competitivas, (4) desarrollos tecnológicos, (5) cambios en la posición financiera o de valor crediticio de nuestros clientes, deudores o contrapartes. Los factores de riesgo y otros factores fundamentales que hemos indicado podrían afectar adversamente a nuestro negocio y al comportamiento y resultados descritos y contenidos en nuestros informes pasados, o en los que presentaremos en el futuro, incluyendo aquéllos remitidos a las entidades reguladoras y supervisoras, incluida la Securities Exchange Commission de los Estados Unidos de América. La información incluida en el presente documento ha sido recopilada de fuentes que SANTANDER ASSET MANAGEMENT S.A. S.G.I.I.C. considera fiables aunque no ha confirmado ni verificado su exactitud o que sea completa. Santander Asset Management no asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento, el cual no constituye ninguna recomendación ni asesoramiento personalizado ni oferta ni solicitación. La inversión en fondos de inversión u otros productos financieros indicados en el presente documento pueden estar sujetos a riesgos de inversión: riesgo de mercado, riesgo de crédito, emisor y contraparte, riesgos de liquidez, riesgos de divisa y, en su caso, riesgos propios de mercados emergentes. Adicionalmente si los fondos materializan sus inversiones en hedge funds, o en activos o fondos  inmobiliarios, de materias primas o de private equity, se pueden ver sometidos a los riesgos de valoración y operacionales inherentes a estos activos y mercados así como a riesgos de fraude o los derivados de invertir en mercados no regulados o no supervisados o en activos no cotizados. Las rentabilidades del pasado no son indicativas de resultados en el futuro. Cualquier mención a la fiscalidad debe entenderse que depende de las circunstancias personales de cada inversor y que puede variar en el futuro. Es aconsejable pedir asesoramiento personalizado al respecto.